¿Cuáles son los trabajos que se automatizarán primero? Indudablemente aquellos que son replicables de manera muy rápida, y que utilizan muy poca o nula toma de decisiones.  Si estás en uno de esos trabajos, es hora que vayas pensando qué nuevas herramientas y habilidades debes adquirir.

Si bien es cierto que la inteligencia artificial puede ser abrumadora, también es cierto que somos nosotros los seres humanos quienes estamos creando la misma y con ello estará llena de parcialidades que solo nosotros podremos percibir. 

Los robots  por ejemplo, por mucha inteligencia artificial que tengan, no serán capaces de simpatizar con las situaciones de la gente, por ello es que necesitamos preparar a nuestros empleados a estar mas conscientes en la empatía, y que desarrollen habilidades en la inteligencia emocional.

Y entendamos para este caso la inteligencia emocional como la habilidad que tenemos de reconocer nuestras propias emociones y la influencia que ejercemos sobre otros. El poder que tus emociones ejercen sobre ti mismo, pero también ese auto-descubrimiento de lo que esta pasando alrededor tuyo y de los demás. Self awareness, self regulation, empathy.

Todos somos seres emocionales, y al final es bueno ser emocional, no te engañes por aquellos que te han dicho que no deberías serlo.

Las emociones llevan muchos datos, que al final controlan el poder de decisiones sobre lo que hacemos, actuamos o compramos. Y somos nosotros los seres humanos quienes mejor podemos identificar ese tipo de emociones que controlan nuestras decisiones.

Si quieres ser un gran empresario, presidente de Empresa o CEO, una de las mejores habilidades que deberías adquirir es algo de drama. Y hasta ahora, no he visto a ningún robot que pueda llevar el drama tan bien como el ser humano. ¿Y porque drama?  Porque como lideres de compañías, necesitamos la habilidad de entender el estado emocional y sobre todo cómo mostrarlo, cómo influenciar a otros. Si puedes dominar este arte, entonces podrás resonar con otras personas en su estado emocional con lo que te convertirás en un líder muy poderoso en aquello que quieras ser.

Es prioritario que como líderes conectaremos con otros. Cuando estamos desconectados con nuestros empleados, o con nuestros propios usuarios o clientes, entonces la toma de decisiones es deficiente.

Conectar con gente es crítico en las relaciones y además se convierte en un super poder. 

De acuerdo a un estudio llevado a cabo por él en un estudio de Stanford  Mathew Jackson en su libro “The Human Network”, el empleo de las personas  es codependiente del circulo y las conexiones de los amigos que te ayudan a accesar ese “know-how” y las oportunidades para los buenos trabajos. Entonces, según Jacskon, el destino de una persona esta intrínsecamente relacionada a quienes son sus amigos y con quien ha conectado!

Las cosas que queremos hacer, las que nos motivan, regularmente requieren empatía.  El mismo entretenimiento, divertirnos, es exacerbar nuevas y creativas formas de hacer cosas que disfrutamos. La humanidad esta compuesta de una forma tan única para explorar la curiosidad, somos los únicos que estamos preguntándonos ¿Qué hay ahí afuera? ¿Qué hay allá arriba? ¿Qué hay abajo? ¿Qué hay en aquello que no vemos o no sentimos?

Los robots siempre harán un trabajo físico más rápido, eficiente y barato que los humanos, inclusive, será más seguro que robots hagan trabajos que hoy en día ponen en peligro la vida de hombres y mujeres. 

Puede ser liberador, si cambiamos la perspectiva de pensamiento en que finalmente hay trabajos que los robots nos liberarán de ello.

Y con esto, nuestro trabajo se vuelve más intelectual, ya no estaremos solo haciendo trabajos sino resolviendo problemas.

¿Cómo será entonces el trabajo del futuro? ¿Qué le debemos decir a nuestros hijos que estudien?  Primero, no podemos enseñar lo que no sabemos ni entendemos. Los próximos 30 años con certeza no serán nada parecidos a los últimos 30. Ni siquiera podremos definir qué tecnología tendrá acceso dentro de 30 añitos pero si podemos decidir qué habilidades deberán  aprender para tener éxito. 

Y la habilidad principal es justamente la de aprender a relacionarse, la de empatizar con otros, y con ello, la de cuidar tu reputación. 

* Este articulo originalmente fue publicado por la Revista Mujer Ejecutiva en la edición de Diciembre – Enero 2020

 

Sigue leyendo a Diana Daniels

¿Cuáles son los trabajos que se automatizarán primero? Indudablemente aquellos que son replicables de manera muy rápida, y que utilizan muy poca o nula toma de decisiones.  Si estás en uno de esos trabajos, es hora que vayas pensando qué nuevas herramientas y habilidades debes adquirir.

Si bien es cierto que la inteligencia artificial puede ser abrumadora, también es cierto que somos nosotros los seres humanos quienes estamos creando la misma y con ello estará llena de parcialidades que solo nosotros podremos percibir. 

Los robots  por ejemplo, por mucha inteligencia artificial que tengan, no serán capaces de simpatizar con las situaciones de la gente, por ello es que necesitamos preparar a nuestros empleados a estar mas conscientes en la empatía, y que desarrollen habilidades en la inteligencia emocional.

Y entendamos para este caso la inteligencia emocional como la habilidad que tenemos de reconocer nuestras propias emociones y la influencia que ejercemos sobre otros. El poder que tus emociones ejercen sobre ti mismo, pero también ese auto-descubrimiento de lo que esta pasando alrededor tuyo y de los demás. Self awareness, self regulation, empathy.

Todos somos seres emocionales, y al final es bueno ser emocional, no te engañes por aquellos que te han dicho que no deberías serlo.

Las emociones llevan muchos datos, que al final controlan el poder de decisiones sobre lo que hacemos, actuamos o compramos. Y somos nosotros los seres humanos quienes mejor podemos identificar ese tipo de emociones que controlan nuestras decisiones.

Si quieres ser un gran empresario, presidente de Empresa o CEO, una de las mejores habilidades que deberías adquirir es algo de drama. Y hasta ahora, no he visto a ningún robot que pueda llevar el drama tan bien como el ser humano. ¿Y porque drama?  Porque como lideres de compañías, necesitamos la habilidad de entender el estado emocional y sobre todo cómo mostrarlo, cómo influenciar a otros. Si puedes dominar este arte, entonces podrás resonar con otras personas en su estado emocional con lo que te convertirás en un líder muy poderoso en aquello que quieras ser.

Es prioritario que como líderes conectaremos con otros. Cuando estamos desconectados con nuestros empleados, o con nuestros propios usuarios o clientes, entonces la toma de decisiones es deficiente.

Conectar con gente es crítico en las relaciones y además se convierte en un super poder. 

De acuerdo a un estudio llevado a cabo por él en un estudio de Stanford  Mathew Jackson en su libro “The Human Network”, el empleo de las personas  es codependiente del circulo y las conexiones de los amigos que te ayudan a accesar ese “know-how” y las oportunidades para los buenos trabajos. Entonces, según Jacskon, el destino de una persona esta intrínsecamente relacionada a quienes son sus amigos y con quien ha conectado!

Las cosas que queremos hacer, las que nos motivan, regularmente requieren empatía.  El mismo entretenimiento, divertirnos, es exacerbar nuevas y creativas formas de hacer cosas que disfrutamos. La humanidad esta compuesta de una forma tan única para explorar la curiosidad, somos los únicos que estamos preguntándonos ¿Qué hay ahí afuera? ¿Qué hay allá arriba? ¿Qué hay abajo? ¿Qué hay en aquello que no vemos o no sentimos?

Los robots siempre harán un trabajo físico más rápido, eficiente y barato que los humanos, inclusive, será más seguro que robots hagan trabajos que hoy en día ponen en peligro la vida de hombres y mujeres. 

Puede ser liberador, si cambiamos la perspectiva de pensamiento en que finalmente hay trabajos que los robots nos liberarán de ello.

Y con esto, nuestro trabajo se vuelve más intelectual, ya no estaremos solo haciendo trabajos sino resolviendo problemas.

¿Cómo será entonces el trabajo del futuro? ¿Qué le debemos decir a nuestros hijos que estudien?  Primero, no podemos enseñar lo que no sabemos ni entendemos. Los próximos 30 años con certeza no serán nada parecidos a los últimos 30. Ni siquiera podremos definir qué tecnología tendrá acceso dentro de 30 añitos pero si podemos decidir qué habilidades deberán  aprender para tener éxito. 

Y la habilidad principal es justamente la de aprender a relacionarse, la de empatizar con otros, y con ello, la de cuidar tu reputación. 

* Este articulo originalmente fue publicado por la Revista Mujer Ejecutiva en la edición de Diciembre – Enero 2020

 

Sigue leyendo a Diana Daniels

No Hay Más Artículos